Acompañamiento en los últimos momentos del Animal y su familia

 

Despedirse, dejar marchar a nuestro amado compañero tras un amoroso paso por nuestra vida es muy importante para cerrar un ciclo vital de forma sana, evitando sufrimientos y bloqueos para él y también para los humanos que se quedan.

La sociedad no contempla un espacio para acompañar los últimos momentos a los animales, ni para pasar un duelo coherente y en conciencia.

Está en la mano de la familia del animal decidir si desea permitirse ese espacio y acompañamiento por la figura profesional y en conciencia de una Doula del Alma Animal. Alguien que entiende y traduce las necesidades del animal y que facilita el proceso íntimo para que sólo quede el sentir, el dar y darse permiso, el aprendizaje profundo, la gratitud, el Amor interespecies en estado puro y la belleza de la despedida.

 

Lourdes Alarcón Zamora

El acompañamiento entre especies en los últimos momentos del animal consiste en facilitar holísticamente el proceso de despedida y de duelo entre el animal y su cuidador. La figura de la facilitadora o ‘doula’ es totalmente complementaria (y no sustitutiva) al seguimiento veterinario, y acompaña en el camino respetando siempre las necesidades y las voluntades del animal.

Puede que el animal esté pasando por una enfermedad incurable y degenerativa y habéis decidido vivirlo de manera natural, sólo con remedios paliativos del dolor. En estos casos la facilitadora puede comunicar con el animal para conocer cómo se siente, qué mensaje desea transmitir y todo lo que necesita para ser acompañado y despedirse, armonizará el lugar y a la familia, para que el espacio donde se ubican esté vibratoriamente elevado y liberado de cargas emocionales, mentales y energéticas. Se le facilitará a la familia una fórmula de esencias florales que ayudan al proceso de la despedida y la integración del duelo. Se pondrá a disposición del animal y su familia todas aquellas técnicas y herramientas que se consideren necesarias según cada caso personalizado.

Puede que el animal esté pasando por una enfermedad aguda y el veterinario recomiende la eutanasia. La comunicación con el animal nos ayuda a saber si el animal desea que se le ayude a morir (en este caso lo llamamos ‘dormir’ y no ‘sacrificio’) o si desea seguir luchando y experimentando su enfermedad hasta el final.

En cada momento la doula explicará qué es lo que ocurre y qué sentido y significado tiene (a nivel biológico, emocional, energético y espiritual) cada momento de la experiencia del animal. La experiencia de despedida con tu compañero animal es muy importante ya que refuerza vuestro vínculo de amor, cierra ciclos  vitales y permitirá una partida serena y armoniosa para tu compañero animal, tal como haría en estado de naturaleza.

 

El servicio en acompañamiento incluye:

-Comunicación Animal

-Armonización del espacio para el animal.

-Visita presencial en el domicilio (la duración es la que necesite cada animal)

 o consulta online.

-Formulación de medicina vibracional como apoyo: esencias florales (sistema floral que necesite cada caso particular), cromoterapia, aromaterapia, asistencia en armonización,…

-Seguimiento a distancia (asesoramiento para gestionar situaciones que se puedan dar durante el proceso del animal,…)

 

 

Posibles señales y situaciones que el animal puede mostrar durante tu proceso natural de partida y cómo ayudarlo:

-El animal se niega a comer. Podemos ofrecerle comida y facilitarle con alimentos tipo paté y sabrosos pare ellos, pero no le forzaremos a ingerirlo. El animal puede que haya decidido que comienza a soltar su cuerpo físico.

-Cambia su movilidad habitual. O bien comienza a moverse sin rumbo e inquieto como no había hecho antes o bien deja de moverse prácticamente, incluso llegando a no llegar a su lugar de evacuación habitual para hacer sus necesidades. Permítele, cuida de higienizar su entorno y facilitar su evacuación.

-Una vez su riñón deja de funcionar, puedes percibir su cuerpo cansado y en reposo, entra en sueños profundos y a penas se mueve. De pronto se mueven con inquietud para apartarse de la familia y se esconden, buscan un lugar oscuro: el sentido de este acto es completamente natural y conectan con su memoria  instintiva para alejar el posible peligro de depredadores del resto de la manada así como para buscar la protección de la madriguera o cueva. No lo sigas, no lo devuelvas a su cama, él volverá si desea.

-Una vez su cuerpo entra en estado de coma o dormición, está desconectado del dolor y queda a la espera de dejar su cuerpo, es momento de bendecir, de agradecer vuestra vida juntos, recordar los momentos más felices, y acompañarlo en calma a través de susurros y gestos amorosos.

-Permítete acompañar el lugar con colores que favorecen la relajación y la liberación, como el azul, el violeta,…sonidos de la naturaleza, de la noche,…

-Recuerda que realizar uno/a su propio trabajo personal y liberarse de cargas, angustias, apegos y bloqueos es fundamental para liberar a nuestro amado compañero animal de la “responsabilidad” de quedarse o de irse con “penas”.

 

* Recuerda revisar siempre si el animal siente dolor para poder darle remedios veterinarios paliativos del dolor.

 

Cada una de las pautas, ya sean generales como adecuadas individualmente para cada caso, buscan el respeto hacia el animal y su proceso, tomando conciencia de la importancia de no volcar miedos ni resistencias sobre ellos, que el proceso de muerte y transición sea un acto reparador y amoroso. Que sea tal como ellos se entregarían al proceso de muerte en estado de naturaleza, sin resistencias ni sufrimiento.

Si deseas recibir y acompañarte del servicio de doula para acompañar los últimos momentos con tu amado compañero sólo precisarás de una mente amorosa y corazón abierto.

 

 

Ama, acepta y no luches.

Abrázale con el corazón y sopla dulcemente

para que sus alas se eleven fácilmente.

 

 

Gracias por Amar a tu Animal

 

 

Si deseas recibir más información puedes ponerte en contacto a través de

info@proyectoanimalidad.com

 

tel: 661633664