Loba: Reconexión con Madre Tierra

 Durante diez días he tenido la oportunidad de trabajar junto a Loba, una maestra de la naturaleza.

Con  diez meses ha pasado toda su etapa de cachorra en una finca andaluza, donde la dejaron en una jaula porque perseguía y mataba gallinas y gatos. Con la afirmación “Esta perra no está bien de la cabeza”, desarrolló miedo y desconfianza hacia el humano.

Su responsable actual aceptó el reto, la sacó y la trajo a Valencia, donde hemos trabajado en una guardería terapéutica mis compañeros perros, mis compañeros gatos y yo, ¡Un equipo!

 

Antes de todo me gustaría especificar que no me dedico a la educación canina, mi servicio es el de acompañar terapeuticamente de manera holística e integrativa al animal, escuchando y traduciendo todo lo que necesita para su proceso de recuperación.

 

El trabajo de apoyo con Gara y Logan, mi familia canina, le  ha permitido recuperar el ánimo, la autoestima y el lenguaje canino.  A los humanos nos importan mucho las jerarquías, el líder o el sumiso y estas cosas que nos creemos los humanos, pero para los animales es importante reconocer cuál es su situación en una manada. Sus dones y talentos les conducen a contribuir en su grupo y esto les hace realmente felices, esto ayudó a reactivar su Estrella de la Tierra y su Estrella del Norte, centros energéticos de los que hablaré más abajo.

Simultaneamente a la experiencia y acompañamiento de Loba con los otros perros, la familia felina, Cielo, Viento y Áureo han facilitado todo el proceso de aprendizaje en respeto a la reactividad que Loba tenía con los gatos. Cielo, con su maestría y su centro de poder bien enraizado la ha enseñado cada día a respetar el espacio y la energía de gato, con ello se reequilibró su chakra braquial, un chakra que se encuentra solo en los animales a los lados de sus escápulas, les permite transformar y liberar las energías no coherentes de su entorno. Viento mueve una energía muy amorosa, dulce y compasiva. 

Desde el principio su mirada hacia Loba fue de amor y generosidad, y Loba no pudo resonar en otra frecuencia que no fuera de claridad y de calma. Áureo ha sido el maestro de los paseos, acompañando siempre, para ayudar a fluir, como el río, y gestionar en Loba el paso de gatos corriendo por los caminos.  Los gatos son seres que mueven una energía muy especial, poco conocida y poco reconocida por los humanos. Estamos más familiarizados con la conducta y señales caninas, pero si los observamos y nos abrimos a conocer más sobre los gatos, a mirar desde sus ojos, encontraremos que son grandes maestros y muchos de ellos están dispuestos a apoyar acompañando en terapias de forma generosa.

Energeticamente, Loba traía una desconexión profunda con su sistema de arraigo, su Estrella de la Tierra, un centro energético ubicado fuera del sistema conocido como chakras, y situado aproximadamente a un palmo por debajo de las patas traseras, se sentía quebrada. Este centro energético supone la conexión energética del Ser con su camino, con la energía y los dones de la tierra. Este canal de energía sube hacia arriba conectando todos los puntos de energía a lo largo de una línea, desde el cuerpo inferior hasta la cabeza. Si la energía no se mueve de manera equilibrada desde abajo, llegará a los centros superiores de forma desarmonizada. En la parte superior, un palmo por encima de la cabeza, se encuentra la Estrella del Norte o la Estrella de la Felicidad, ahí conectamos con nuestro propósito álmico, y más allá con la Puerta del Alma, que es un centro común y universal que en los animales los conecta con su propósito espiritual como especie. La desconexión y la falta de sensación de pertenencia a un lugar llevan a un estado de desconfianza y de baja autoestima, esto es muy común en animales que son abandonados y que están en refugios o casas de acogida, sin saber cuál es su vínculo con el lugar. La somatización conductual puede dirigirse hacia el miedo y la desconfianza. 

Necesitábamos ayudar a Loba a aligerar la carga y a predisponer sus energías hacia la paz y la confianza.

Apoyé terapeuticamente el proceso de Loba elaborando una fórmula de esencias florales, sesiones de masaje emocional, sonidos de malamute del Yukon, sonido de la India (www.soundandlife.com) y color vibracional  blanco y naranja (Aurasoma) para ayudar a equilibrar cada centro y meridiano energético. Siempre conjuntamente al propio trabajo personal de su humana, para salir del miedo, la frustración, para encontrar la claridad del camino y reactivar también la energía de su propia raíz energética y de su estrella de la felicidad. Tienen trabajo por delante y un camino de crecimiento conjunto muy luminoso.

 

Loba deja tras de sí mucho aprendizaje por mi parte y un trabajo maestro por parte un equipo animal del que me siento realmente agradecida y orgullosa. Ellos siempre me recuerdan que hay que escucharlos y permitirlos hacer desde su conciencia coherente y conectada…

Desde el Espacio de Luz Interespecies te deseamos lo mejor, Loba!

 

Gracias Gracias Gracias

 

Lourdes Alarcón Zamora

En terapia trabajo a través de comunicación animal, tratamiento holístico vibracional y etología emocional, apoyando en procesos de recuperación, fobias, esterotipias, estrés...Para casos de perros que necesitan rutinas de educación canina específicas siempre recomiendo el trabajo conjunto con educador@s caninas en positivo y en conciencia animal (puedes consultar el apartado páginas amigas-Educación Canina en Conciencia Animal) 

 

Recuerda siempre que la terapia de apoyo holístico y emocional nunca sustituye la visita al veterinario.  

Si deseas informarte para que te ayude profesionalmente con tu caso puedes contactarme en el siguiente botón