Mi filosofía: código ético

  • Actuar siempre con honradez profesional.
  • Tratar siempre desde el profundo respeto físico, emocional y espiritual a los animales y a sus cuidadores.
  • Acompañar siempre en amor y sin juicio alguno tanto al animal como al humano.
  • Asegurar siempre la privacidad y confidencialidad de las comunicaciones, mensajes y tratamientos.
  • Respetar siempre las directrices de veterinarios o profesional sanitario.
  • Procurar siempre el mayor bien a animales y humanos. Siempre aconsejando, nunca imponiendo.