Introducir un nuevo gato en la familia

1. La familia de casa son gatos

 

Pautas durante los días previos a la llegada del nuevo gato:

1-      Olores: toma objetos y prendas que hayan estado en contacto con el nuevo gato y ponlo en los espacios donde ya viven los otros gatos. Juguetes, mantitas, incluso si puedes acercarle una prenda tuya para que deje su olor y luego la compartes con tus gatos de casa. Eso les familiarizará con los nuevos olores y les ayudará a gestionar el estrés.

 

 

En la medida de lo posible debería procederse también a la inversa, llevaremos olores de nuestros gatos al gatito que todavía no está en casa.

 

2-      Esencias Florales: el tratamiento con esencias florales es muy beneficioso para asistir durante los días previos y posteriores a la llegada de un nuevo miembro a la familia, liberando ansiedad y aliviando las posibles crisis :

Rescue de Bach

Emergency de Bush

First Aid de Findhorn

Rescue Remedy de Esencias Florales del Mediterraneo

 

Posología en gatos: 4 gotas en paté/ 3 veces al día (es recomendable que el responsable también se ayude de flores de bach para ayudar a armonizar con el proceso)

                                 

3-      Sus espacios: es buena idea ir preparando una habitación para el gato. Cuando llegue el gatito a su nuevo entorno estará lleno de nuevos estímulos y los gatos que ya comparten nuestra casa sentirán curiosidad y diferentes reacciones ante el nuevo miembro. La mejor manera de que se sienta seguro y confiado es verse en su propio espacio delimitado y con todas sus necesidades cubiertas (comida, agua, juguetes, mantita, arenero…)

En este espacio es donde pueden pasar a conocerse poco a poco los gatos de la familia.

 

Pautas de presentación durante la llegada del nuevo gato:

Llegar a armonizar a la familia con un nuevo miembro (cachorro o adulto) puede llevar (según mi experiencia) entre 4-5 días hasta 2-3 meses. De manera que hay que armarse de paciencia y trabajar cada día desde el amor y la comprensión.

 

1-      Seguridad ante todo: me gusta recordar siempre la importancia de asegurar los espacios de la casa: cerrar ventanas, que no vean al nuevo gato (aunque sea dentro del transportín) cerca de ventanas , balcones….Mejor mantener cerrado durante ese momento y los siguientes que se vayan conociendo.

 

2-      Si nuestros compañeros son muy curiosos y vienen a ver nada más entrar en casa no pasa nada porque se acerquen y vean el transportín con su nuevo amigo, actúa con normalidad, háblales y explícales el proceso mientras pasas al nuevo gatito a su habitación.

Deja fuera a la manada. Dentro de la habitación puedes abrir el transportín y dejar que salga y vea conozca su espacio a su ritmo.

Es importante no pasar mucho tiempo aquí dentro mientras los demás esperan fuera. Sal con los demás y dales muchos mimos.

 

3-      Sigue con los olores: los primeros dos o tres días (excepto casos concretos)pueden ser los más tensos.

 Desde el primer momento que el nuevo gato ya coma y haga sus necesidades, puedes recogerlas de su caja y dejarlas en la caja de arena del resto de la manada. Esto ayudará a evitar en gran medida posibles peleas de territorio.

Continúa intercambiándoles prendas y juguetes para que sigan reconociendo olores.

Pautas de presentación a la manada

4. Abrir la puerta de la estancia: SIempre en el momento que los gatos estén calmados y no hayan ruidos ni ambiente estresante

 Ellos te indicarán las ganas que tengan de conocerse pero una pauta estándar puede ser a partir de unos 5 días desde su llegada.

Cuando no conocemos las reacciones del nuevo gato es recomendable meterlo en un transportín para la primera visita de sus compañeros de casa, o interponer un red en la puerta de la habitación, la idea es que se vean pero no se puedan llegar a tocar.

 

Si los gatos se encuentran calmados, podemos esperar entre 10-20 minutos y ofreciendo por ejemplo premios a cada gato, y luego sacamos al gato de la familia de forma calmada, cerraremos la puerta y es entonces cuando abriremos la puerta del transportín.

 

No te frustres, los gatos pueden no llegar a jugar juntos pero sí pueden tolerarse y convivir de forma armoniosa, recuerda que son libres y depende de su carácter, edad, procedencia, etc...

 

 

 

5-      Confía: confía en lo que te van indicando tus compañeros felinos. Cada uno tendrá un temperamento diferente así que deja que se expresen según sientan necesidad. Unos se centran en los olores, otros observan con distancia (y para mantener esta distancia pueden recurrir a los arañazos) no pasa nada, es su idioma. Los gatos son animales muy territoriales y reaccionan al animal nuevo como una amenaza con un lenguaje ofensivo, por esto es importante tomar medidas de seguridad para evitar posibles agresiones en sus primeros encuentros. También a veces ocurre que nuestro gato al estar tenso, nos bufe a nosotros o nos arañe, debemos comprender que es la tensión de la situación, el gato no está enfadado con nosotros.

 

Es muy importante nuestra actitud. Si estamos nerviosos o tenemos miedo, no ayudamos mucho. Debemos tener seguridad y ser positivos, transmitiendo calma a los animales y proyectando energía positiva en la situación. Si estamos tensos transmitimos esa tensión, si tenemos miedo alertamos a los animales, y queremos lo contrario. Nuestra actitud ha de ser tranquila, e incluso sonreir y estar contentos, no hay motivo para no hacerlo. Transmitamos alegría a los animales, seamos positivos pensando que se van a aceptar bien, transmitamos al nuevo animal que ya es uno de más de la familia y se le quiere como a los demás. ¡Y que así sea!

 

6-      Muchos mimos: Lo más importante es que no dejen de recibir elogios y atenciones (tanto el nuevo como los demás gatos de la casa) según su carácter y necesidades.

 

    

Ojo! Si uno de los gatos se estresa demasiado

(maullidos muy altos, gritos, intenta atacar

al transportín o el que está dentro salta y se

estresa mucho), debemos terminar la sesión.

 

 

7-  Cada vez que compartan unos momentos de olfatear y explorar ofréceles lo que más les agrada:  comida(haciendo sonar la bolsa), paté, juguetes…

 

 

 

 

 

Para profundizar en vuestra experiencia

de vida recomiendo herramientas como

Meditación con mi compañero Animal’

que puedes conseguir en mp3, entre

otras a través de www.proyectoanimalidad.com

 

 

 

Para que el proceso sea armonioso debemos respetar sus tiempos, si a pesar de seguir los pasos ellos se estresan puedes dejar que se tranquilicen y cancelar el intento hasta el día siguiente. SI es necesario pide ayuda a un profesional

 

EL comportamiento felino es por naturaleza territorial y siempre comenzarán sus relaciones con actitudes a la defensiva, rígidos y hostiles (bufidos, maullidos, intentos de ataque,..) y nuestra función es que procedan a una toma de contacto pausada y poco a poco hasta que se acepten, se toleren y sepan que ese nuevo compañero no supone una amenaza para su espacio.

 

Nos puede llevar varios días de contacto y cuando veamos que sus reacciones son tranquilas y no dan señales de agresividad ni defensiva es cuando podemos abrir la puerta del transportín y permitirle explorar su nueva casa. Puede que al verse juntos y sin transportin comiencen su diálogo físico con bufidos, persecuciones, etc...y podemos intervenir en caso de agresión (se puede terminar facilmente con un momento tenso de agresión interponiendo algo entre la mirada de los dos gatos, la mano, un papel, una tablita, tela..)

Este periodo de bufidos y marcajes puede continuar durante unos días, quizás meses, pero debemos darles mucho espacio y ofrecerles muchos juguetes y premios. Siempre a todos a la vez y generaremos así rutinas positivas que a ellos les encanta.

 

En un periodo aproximado de un mes pueden llegar a tolerarse y a partir de ahí podemos procurar que se hagan amigos y compañeros.

8-Siempre bajo tu supervisión durante las primeras semanas de convivencia.

Es importante ser conscientes de que puede llevar su tiempo, de no preocuparnos cuando se gruñen o quieren arañar, ellos tienen sus momentos de curiosidad, aceptación, jerarquía, desencuentros, etc…Cada gato, cada ser, es único, respeta su proceso y  ayúdale con pautas básicas, y ellos gozarán de la mejor vida en familia.

La visión y los estudios conservadores sobre los gatos está obsoleta cuando se refieren a ellos como animales solitarios, esquivos, y que no son de manada.

Una visión actual, renovada y respetuosa, y mi propia experiencia con ellos me  ha demostrado que los gatos, igual que grandes felinos salvajes como los tigres, han evolucionado hacia una convivencia y solidaridad de manada. Igualmente manteniendo su individualidad, autosuficiencia, su pulcritud y su territorio, ellos conectan con las energías de la familia que deciden establecer uniéndose como miembro sin importar lazos sanguíneos, raza ni sexo.

A diferencia de los cánidos y otras razas que se mueven en colectivo, en la manada felina no hay un líder y otros miembros seguidores. Cada gato es tomado por lo que es, respetándose su carácter, conducta y necesidades no por lo que puede aportar al grupo si no por la energía que es capaz de fluir entre él y sus compañeros y porque eligen pertenecer. No están por necesidad si no por libre albedrío (es por esto tan importante ser conscientes y respetar que el gato quiera vivir en una casa con nosotros)

Así por ejemplo un gato adulto que se mantiene alejado muchas horas al día, simplemente apartado al sol, durmiendo o cazando él sólo sin sentir la necesidad de compartir tiempo con los demás gatos de casa o de un grupo, continua siendo un miembro respetado y amado por lo que es. Porque es energía de grupo.

Igualmente puede suceder que un gato prefiera permanecer sólo, o se mueva muy a gusto con energías de otras especies. Esto puede suceder en cualquier especie, lobos solitarios, pájaros que no emigran, caballos que no quieren yeguadas, etc… y nosotros como especie humana, debemos ser respetuosos, amorosos y aprender de su maestría.

Recuerda, no llegan por casualidad, ellos eligen compartir la vida con nosotros, con nuestras circunstancias. Si has adoptado al nuevo gato respetando su deseo de compartir vida contigo ellos armonizarán y trabajarán en su propio proceso de familia.

 

 

Estas son unas pautas generales para la introducción de un nuevo gato en nuestra manada. Las particularidades ( aspectos emocional y espiritual) de cada caso se tratará de forma individual con cada responsable.

 

 

 

Un abrazo de manada!