Ho´ponopono entre especies

Much@s habréis leído sobre Ho' ponopono, una técnica de origen hawaiano que sirve para la resolución de conflictos a nivel vibracional.

 

Es una técnica de amor incondicional. El perdón es amor hacia uno mismo y hacia el prójimo.

 

Esta técnica fue actualizada  por Morrnah Nalamaku Simeona, una reconocida kahuna lapa´auuna sanadora o mujer medicina y le han seguido muchos más maestros kahuna.

 

 Por mi aprendizaje y experiencia a través de esta técnica de afirmaciones reconozco que todo dolor y condicionamiento que alimenta el ego del humano está en nuestra memoria, la memoria codifica nuestras células físicas, nuestra mente e influye más allá, a nuestro entorno.

Cuando me hacen una afrenta, cuando me tratan mal, me duele ¿Por qué? Guen Kelsang Chokga, monja maestra de budismo kadampa, me dijo:¿A quién están haciendo daño? A qué parte de ti? A la parte de ti que considera tu madre que eres? A la que piensan tus amigos que eres? o a la que tú crees que eres?. Ahora veo que sólo nos duele cuando tenemos una visión separada o compartimentada de nosotr@s mism@s, nosotros no somos nuestra imagen, ni nuestras creencias, ni tampoco, y esto es algo que trabajo mucho en lo personal, somos lo que hemos hecho. Es decir, una acción en el pasado. 

 

Por mi trabajo estoy en contacto con animales continuamente, y deseo atenderlos a todos de la mejor forma, a veces me llegan casos que siento cómo se me escapan de las manos, rebasan mis posibilidades y no puedo acercarme a ellos de la forma que ellos precisan. A veces tengo que actuar de una forma un poco automática, siguiendo unos protocolos establecidos y luego, con un poco de tiempo, reformular este protocolo especialmente para ese ser. Al principio me sentía muy mal y me auto reprochaba no haber podido dar lo mejor en el primer momento, esto alimentaba mi ego de rabia, dolor, impotencia, auto castigo,....pero poco a poco y tomando experiencia me di cuenta de que los animales que llegaban tenían mejor capacidad para gestionar estas faltas, comprendían que no había tiempo, que había saturación de animales y también limitaciones humanas. Comencé a reflejarme en ellos y a perdonarme a mí misma, a ser más comprensiva, en lugar de auto castigarme empecé a experimentar estos problemas como aprendizajes, puestas a prueba para superar y adquirir más y mejores conocimientos, y experiencias puntuales que me dan una referencia para intentar ser la mejor versión de mi misma al instante siguiente.

 

Ho´ponopono nos recuerda que constantemente renacemos, las células mueren y renacen, un minuto sigue a otro, a cada instante tenemos nuevas posibilidades para dar lo mejor, sólo tenemos que limpiar y elevar las memorias que registramos, en este caso sobre una actuación, una gestión, etc...Un hecho no nos define, ni una palabra, ni nuestra imagen, ni nuestra casa,..la esencia está en la luz que realmente somos, y eso es lo que los animales reconocen de nosotros. ¿Porqué no ser consecuentes con lo que ellos realmente saben de nosotros? ¿Por qué no darnos las oportunidades que ellos nos dan? Por qué no devolverles el amor con amor, en lugar de miedo, preocupación, frustración, etc...Estos son códigos que ellos no experimentan, ¿por qué continuar por este camino de emociones destructivas?

 

Pedir perdón a ese ser, agradecerle su comprensión y oportunidad y bendecirlo con nuestro amor es perdonarnos a nosotros mismos y generar una y otra oportunidad entre ambos.

 

"Lo siento, perdóname, gracias, te amo"

Much@s de nosotr@s conocemos el gran poder de las afirmaciones, de la mantralización. Es la forma de conectar y co-crear en el campo cuántico de todas las posibilidades.

 

No es cuestión sólo de terapeutas o quienes trabajan con animales, todos estamos al servicio del reino animal. Cuando, desde nuestra conciencia actual, recordamos a aquel compañero animal que no supimos entender en nuestras familias, es bueno repetir esto y pedir perdón y perdonarnos. Cuando escuchamos o vemos las atrocidades cometidas a animales  dentro y fuera de nuestro país podemos enviar ho´ponopono desde la conciencia grupal, exactamente igual que con sucesos dolorosos en humanos.

 

En definitiva, hoponopono es una herramienta amorosa siempre recomendable, no sólo entre humanos sino entre la persona y su enfermedad, con una situación, un trauma, con madre Gaia, con el Cosmos, con el devenir, … y por supuesto, entre especies.

Con todo mi amor hacia el reino animal y humano.

 

Un abrazo de manada!

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Mari Carmen Astigarraga (viernes, 16 septiembre 2016 09:20)

    Excelente Lourdes, no lo podrías haber expresado mejor. Perdón y perdón desde el alma consciente dejando el ego y todo fluye....
    Muchas gracias por compartir